Osmos_logo.png

Hey!!

Welcome to Osmos Cloud blog.  We will be posting ORIGINAL content in English and Spanish.  

Sucess !!

Las buenas intenciones NO SON tú solución

Las buenas intenciones NO SON tú solución

Las buenas intenciones no son la respuesta a las soluciones de nuestros negocios. Cuantas veces nos ponemos a decir "Comienzo a principios de año", "El próximo mes me pongo las pilas", "ahora que sea temporada baja lo hacemos". 

Tenemos las mejores intenciones para cambiar, mejorar nuestros negocios o para ponerle solución a los problemas; pero lamentablemente muchas veces la procrastinación hace que nuestros planes se queden como meras “intenciones” e ideas sin que se lleven a cabo por uno u otro motivo. 

¿Por qué nuestros planes no se concretan?

El ser humano funciona por hábitos y costumbres. Nos auto programamos para realizar las mismas acciones una y otra vez hasta que estas se convierte en un hábito. Realizar un cambio o crear un nuevo habito como “Llegar temprano a lo oficina”, “Mejorar mi técnica de ventas”, “Realizar juntas semanales”, “Pasar más tiempo con los empleados” o cualquier otro comportamiento que sea “automático” requiere repetición, tiempo, esfuerzo y una mente abierta (Ya que por naturaleza nos resistimos al cambio). Lo mismo aplica para realizar cambios en los procesos del negocio.

Todos los días veo negocios deseosos por implementar nuestra solución Osmos Quotes; quieren mejorar y realizar el cambio porque entienden el beneficio que les ofrecemos, pero a la mera hora pocos son los que lo logran. El deseo, la chispa que los motivó en un inicio, se extingue y buscan alguna explicación o pretexto para no seguir adelante.

buenas intenciones

¿Por qué? Por la misma razón que mencioné anteriormente, cambiar un hábito requiere tiempo y esfuerzo que muchas veces no estamos dispuestos a invertir. Decidimos sacrificar la mejora por decidia. Y claro está que entre más grande es el cambio, más tiempo y esfuerzo se tiene que invertir; por consiguiente más resistencia se tiene.

En la gran mayoría de los casos se nos dificulta ver el beneficio final y lo que este nuevo hábito va a traer. Nos frustramos cuando no vemos resultados inmediatos descontinuando lo que veníamos haciendo quedándonos a medias o de plano regresamos a nuestro ESTATUS QUO, el que en primer lugar nos motivó a cambiar y se vuelve un círculo vicioso.

Lamentablemente, he notado que en una gran mayoría de los casos la gente que se podría  ver más beneficiada de los cambios en sus negocios son los que están menos involucrados y menos interesados. Se deslindan y lo que hacen es asignar a algún empleado para que se encargue de realizar esta transformación. Esperan que por arte de magia se concrete de manera satisfactoria sin supervisar, liderar ni preocuparse porque la gente cuente con los conocimientos necesarios para su ejecución.

Si te propones realizar una mejora en tu negocio, debes de ser tú el que lo empuje, el que este informado y el que lidere este cambio. Quien conoce mejor que tú tu negocio, lo que necesita y hacia donde lo quieres llevar.

¡No hay pretextos! El éxito de tu negocio está en tus manos.    



Reinvéntate y Reinventa tu Negocio

Reinvéntate y Reinventa tu Negocio

El SEXTO sentido del vendedor ¿Visualizas un problema para tu negocio?

El SEXTO sentido del vendedor ¿Visualizas un problema para tu negocio?